martes, 30 de diciembre de 2008

El año nuevo no deseado.



Siempre pensé y dije que como ser humano, sentía vergüenza y horror por el holocausto judío, por que seres de mi mismo género humano le hayan hecho eso a otros seres humanos. Siempre pensé y dije que el racismo es una de las formas más aberrantes del salvajismo y el atraso humanos. Siempre pensé y dije que los animales son incapaces de hacerle eso a otros animales. Quizás, estas afirmaciones sólo sean formas del lugar común, pero el horror no puede ser un lugar común, debe espantarnos vivamente, movilizarnos y comprometernos, aunque sea en pequeños actos que sumen, a la larga, o que levanten un clamor que algún día erradique para siempre el flagelo de la guerra de la faz de la tierra, o que, al menos, la guerra deje de ser un gran negocio que arroja grandes dividendos. Tal vez, esto último también sea un lugar común, pero hay ocasiones en las que los lugares comunes no dejan de ser grandes verdades.
Veo en los noticieros que en Gaza hay bloggers, como nosotros, que están escribiendo textos y editando imágenes "en directo", del infierno que están viviendo, literalmente bajo el bombardeo. Ante esta noticia, todo lo que uno pueda publicar desde otra parte del mundo, parece una banalidad.
Por causa de nuestra falta de lucidez, a veces disfrazada con los ropajes de la ideología, o de la objetividad o de la intelectualidad, al enfocar este problema de política internacional, podemos aventurar un juicio que justifica a alguno de estos dos bandos en pugna, y entonces, le damos la razón a uno o a otro, en absurdas "discusiones de café", distantes a miles de kilómetros que son abismos culturales e históricos mucho más inmensos aún. Si se justifica al estado de Israel, de inmediato seremos caracaterizados, seguramente, como reaccionarios pro imperialistas (o pro sionistas, inclusive). Si por el contrario, hacemos lo propio con los palestinos, otros nos tildarán de pro terroristas. Particularmente, veo las cosas de un modo completamente distinto.
Hace varios años conocí Israel, y guardo una serie de impresiones muy disímiles, que hicieron cambiar mis preconceptos anteriores. Yo pensaba que Israel, básicamente, era un país, un estado religiosa y culturalmente judío. Sin embargo, me encontré con que en todo ese pequeño país, palestinos y judíos viven apenas separados por calles angostas, cuando no, directamente mezclados. Es, por lo tanto, muy difícil trazar una frontera que separe a un lado y a otro a palestinos de judíos. De hecho, si uno camina por la maravillosa Ciudad Vieja de Jerusalén, encontrará a comerciantes de ambos grupos, y hasta de diversos orígenes, vociferando y regateando sus mercaderías, en una mezcla de lenguas que nos transportan a la Babel bíblica. Pero a pesar de esto, la tensión es permanente, y son siempre los palestinos los que se llevan la peor parte. Por desgracia, los ciudadanos israelíes de origen palestino (que muchas veces no tienen la ciudadadanía del país en el que nacieron), son tratados como sospechosos permanentes, y sufren, en su vida cotidiana, atropellos de todo tipo. Tuve la experiencia personal de viajar a la ciudad de Belén, distante a muy pocos kilómetros de Jerusalén, con mi familia, en un taxi compartido (una vieja limusine Mercedez Benz transformada en transporte colectivo), en el que viajaban otras cuatro personas más, además del conductor, todos de origen palestino, entre ellos, un sacerdote cristiano. Al salir de Jerusalén, y antes de entrar en Belén, nos detuvimos en un puesto militar con barreras, donde hicieron bajar, a punta de fusil, vociferando en hebreo (que desconocemos, ya que en Israel, la totalidad de la población judía habla ingés) a todos los pasajeros, menos a nosotros, que mostramos por la ventanilla nuestros pasaportes argentinos. Me sorprendió especialmente cómo el sacerdote era tratado, incluso, con mayor agresividad que el resto. Al llegar a Belén nos encontramos con una ciudad "tomada" por los cascos azules de la ONU, que son odiados irremediablemente por los lugareños, que sufren diariamente de los maltratos y abusos de estas tropas internacionales de ocupación. En la municipalidad de Belén, flameaba la bandera palestina, aunque ese territorio, no queda comprendido dentro de Gaza ni Cisjordania, sino que pertenece íntegramente al estado de Israel, pero el municipio tiene una abrumadora mayoría palestina.
Los límites de esa geografía humana, son imprecisos, e irremediblemente están ligados. En aquel viaje en taxi, comprendí que quienes vivían en Belén, se movilizaban a diario a trabajar a Jerusalén todos los días, y todos los días pasaban por lo mismo que a nosotros nos resultó una situación tensa. Israel es un territorio militarizado a un punto tal, que uno se acostumbra a la presencia permanente de soldados armados con fusil y con uniforme de fagina verde, en todos los sitios por donde uno vaya: por las calles, en los cafés (sentados y conversando en la mesa contigua), en los transportes públicos, en los locales comerciales. Otras veces, uno los ve apostados apuntando hacia las personas: esa es una señal indudable de que uno ha cruzado la vereda y ha ingresado en territorio palestino (dentro de la misma Jerusalén). El dato que no se puede dejar de lado, es que los ciudadanos judíosgozan de un alto nivel de vida, mientras que las condiciones socioeconómicas de los palestinos son paupérrimas.
No es mi intención proponer un debate sobre política internacional que excedería ampliamente mis posibilidades, sólo pretendo hacer un par de reflexiones, que, como afirmaba más arriba, implican correr el eje del enfoque a no tomar partido por ninguno de los dos grupos, sino a ver el problema como un eterno conflicto entre los intereses del poder político y económico contra la población, contra los civiles, contra la gente común y corriente. Es justo que se sepa, que la mayoría de la población israelí, los ciudadanos comunes, quieren la paz y la integración con los palestinos, y es justo que se sepa también, que otro tanto ocurre del lado palestino ¿Por qué entonces la paz y la integración parecen una utopía inalcanzable? Parecería que tanto al poder de un lado, como al del otro, no les conviene la paz, y entonces siembran y fomentan un odio, que a la larga lleva a una guerra donde el objetivo parece ser que un grupo elimine completamente a cada ser humano del otro grupo. Y creo que más allá de los nacionalismo, eso es lo que tenemos que ver en cualquier conflicto armado, una lucha de intereses entre dos estados (o en este caso, entre dos organizaciones terroristas) donde las verdaderas víctimas son las personas comunes. Por consiguiente, ante esta cuestión, no puedo ponerme a favor de Hamas o del Estado de Israel, ya que a ambos les interesa mantener el conflicto y sembrar más odio y terror para favorecer sus intereses. Desde ya, siempre resulta peor el terrorismo ejercido por el estado, y habrá argumentos históricos que justifiquen el surgimiento de grupos como Hamas, pero creo que se trata de una discusión bizantina, que nos llevaría a un debate del tipo "¿el huevo o la gallina?". y en última instancia, son cuestiones políticas que nunca reparan en las víctimas que siembran, a las que incluso denominan, cínicamente como "daños colaterales".
Ante todo este horror que puede sumirnos en la impotencia que lleva a la indiferencia, hoy quiero homenajear a la otra cara de la moneda, que creo que nos muestra un camino posible a seguir ante esta circunstancia. El homenajeinevitable es para un compatriota, que en mi opinión es el argentino más digno de orgullo, porque a la vez es un verdadero "ciudadano del mundo". Se trata de Daniel Barenboim.
Nació en Buenos Aires el 15 de noviembre de 1942, es un músico argentino de familia judía de origen ruso, nacionalizado israelí y español. Logró la fama como pianista, aunque con posterioridad ha obtenido gran reconocimiento como director de orquesta, faceta por la que es más conocido.
En 1952, la familia Barenboim se trasladó a Israel. Dos años más tarde, sus padres le enviaron a Salzburgo para que tomara clases de dirección con Igor Markevitch. El debut de Barenboim al piano se produjo en el Mozarteum de Salzburgo, Austria[] en 1952, en París ese mismo año, en Londres en 1956 y en Nueva York en 1957 bajo la batuta de Leopold Stokowski. En los años siguientes se sucedieron regularmente los conciertos por Europa, Estados Unidos, Sudamérica y el Lejano Oriente. Su primera grabación data de 1954.
Barenboim es el director musical de la Orquesta Sinfónica de Chicago, cargo al que accedió en 1991 en sustitución de Sir Georg Solti.
En 1999, junto con el escritor estadounidense de origen palestino Edward Said, al que le unió una gran amistad, fundó la Orquesta del Diván Este-Oeste, una iniciativa para reunir cada verano un grupo de jóvenes músicos talentosos tanto de origen israelí como de origen árabe. Por ello, recibieron ambos el Premio Príncipe de Asturias en 2002. En 2004 le fue concedido el Premio de la Fundación Wolf de las Artes de Jerusalén.
El 12 de enero de 2008, después de un concierto en Ramala, Barenboim aceptó también la ciudadanía palestina honoraria. Siendo el primer ciudadano del mundo con ciudadanía israelí y palestina, Barenboim dijo que la aceptó con la esperanza de que sirva como señal de paz entre ambos pueblos.

I hope that my new status will be an example of Israeli-Palestinian co-existence. I believe that the destinies of the Israeli people and the Palestinian people are inextricably linked.
Daniel Barenboim

Anhelo que mi nueva condición sea un ejemplo de coexistencia palestino-israelí. Creo que los destinos de los pueblos israelí y palestino están inexorablemente unidos.
Daniel Barenboim
[Fuente: Wikipedia]



Sería bueno reflexionar acerca de esta acción concreta, acerca de nuestras posibilidades de comprometernos concretamente con causas lejanas y cercanas por las que podemos aunque sea despertar conciencias desde nuestros lugares, hasta fomentar el desarrollo de una verdadera conciencia universal por la paz y por la verdadera defensa de los derechos de los pueblos frente a los abusos y atropellos del poder, sin fronteras. Hagámoslo nosotros, aunque sea desde nuestros lugares, ya que no nos están estallando bombas sobre nuestras cabezas, ni tenemos que escribir desde los escombros.
En este contexto, quizás sería muy frívolo desearles un feliz año nuevo. En su lugar, opongamos la fuerza de nuestros corazones a aquello que no deseamos para este año que comienza. Que así sea.

[Fotografía tomada de http://www.clarin.com/diario/2008/12/30/elmundo/i-01830737.htm, origen: AFP. Los cuerpos de cinco niñas de entre 4 y 17 años, pertenecientes a una misma familia, fueron sacados de entre los escombros, luego de un bombardeo en Gaza]
Daniel Barenboim: Sonata "Claro de Luna" de Ludwig van Beethoven. Tercer movimiento, presto agitato

19 comentarios:

marisa dijo...

Alejandro, amigo mío.Comparto todas y cada una de tus palabras. Pidamos la paz y la palabra. he escrito una entrada sobre eso y la necesidad de que dejen de morir niños inocentes y de que les arrebaten para siempre la infancia llenando su mundo de odio, sangre y venganza. Un abrazo desde el dolor y la impotencia de contemplar como se repite la historia una y otra vez ( "tristes guerras si no es amor la empresa,decía Miguel Hernández,tristes, tristes")

El mar de Lore dijo...

Después del asesinato impune de criaturitas dentro del calientito de sus mamás la guerra es lo más terrible que como humanidad somos capaces de producir.

El germen de la guerra anida en el corazón de cada uno de nosotros... sólo haciendo un esfuerzo por cambiar los corazones humanos podremos evitar situaciones terribles como lo que está sucediento en la franja de Gaza.

Políticos, diplomáticos y gente muy importante seguro estarán haciendo algo por evitar esa matanza, a nosotros nos toca irradiar paz y bondad a nuestro alrededor cambiando lo que haya que cambiar en nuestras vidas.

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Goliardo
He, entrado a este tu escrito, y lo he leído con mucho detenimiento y respeto. Tienes razón en decir que nadie desde lejos puede tomar partido en las cosas que conciernen a los conflictos de otros países. Pero en algo si estamos de acuerdo todos, queremos la paz para todas las personas agredidas.

No sé, si tienen conocimiento de las leyes cósmicas. Ya que si tú, pones fuerza de tu corazón sobre algo, sea a favor o en contra, se fortalece, estas leyes y el cerebro no distinguen si son a favor o en contra. Así que seria contraproducente ponerlo en lo que no deseamos porque se fortalecerá lo que no deseamos. Según estas leyes es más sabio poner la fuerza de nuestro corazón sobre lo que sí deseamos ya que no importa si es a favor o en contra eso se fortalecerá.

No se sí has visto el documental de “EL SECRETO” (esta en video) O LEIDO SU LIBRO, ahí encontraras mucho de lo que te digo.

Te contaré lo que me comento una persona que trabaja por la Unidad Humana y es Judio, (vive en México) menciona, que cuando a los judíos les estaba yendo muy mal, varios rabinos reunidos utilizaron el conocimiento que poseen para solicitar al ángel de la muerte que destruyera a su enemigo. Y lo que sucedió, que en realidad les mando las bombas justo a ellos. Lo que tu pidas para otro te llega a ti con creces, lo bueno y lo malo (es parte de las leyes sutiles).

Goliardo. Te solicito me permitas poner este tu post en mi blog de enseñanza que tengo junto al de mis cuentos y el de mi poesía y unir las fuerzas de nuestros corazones sobre lo que deseamos para nuestra hermana humanidad.

Un abrazo para vos

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Goliardo te dejo este link de alto periodismo europeo donde se habla de una desproporcion 4 israelis muertos contra casí 400 palestino.
quizá te interese este link

http://lahuelladigital.blogspot.com/

saludos

Bel dijo...

Muy iluminador el análisis de alguien como tú que ha visto "in situ" la situación. Mil gracias por todo (y ese todo incluye tus entradas, tu amistad, tu confianza), Goliardo. Encontrarte ha sido una de mis alegrías del 2008.
Y ahora, una vez más, todo, todo lo mejor para ti, tu familia, todos a quienes ames, en este 2009 que ya está aquí.
Un enorme abrazo.

Goliardo dijo...

Marisa: tu sensibilidad y compromiso son una fuente de energía poética que nos moviliza y nos despierta el alma adormecida. Tomo la cita que haces en tu post, de Fernando Pessoa:

“No hay imperio que valga el que por él se rompa la muñeca de una niña…No hay ideal que merezca el sacrificio de un tren de hojalata.”

Tus palabras, querida amiga, nunca dejan espacio a la indiferencia, y esta es una de las cosas más bellas que me llevo de este 2008 al que ya le quedan una pocas horas. Te deseo un 2009 en el que se cumplan nuestros sueños de un mundo , al menos, un poco mejor y más justo, y que sigamos compartiendo este maravilloso camino de la poesía, del arte y de las utopías, por que dicho en tus propias palabras:

"No hay entereza que resista el grito,
ni muro que sostenga la mentira,
la vergüenza de ver, y no hacer nada."


¡FELIZ AÑO 2009!

Goliardo dijo...

Querida Lore, es cierto que la guerra anida en nuestros corazones, de hecho, la violencia social (diferenciándola de la política) es un flagelo mundial cada vez más preocupante. El problema es que esta violencia que anida en nosotros, es utilizada por los estados, muchas veces como instrumento para dirimir cuestiones y hacer negocios, y nada de eso en beneficio de las personas, sino para su destrucción. De todos modos, creo que a nosotros nos toca el lugar de estar atentos y de derrotar a esos impulsos de odio en nuestros corazones, a la vez que podemos, también, comprometernos con diversas formas de colaborar concretamente a despertar conciencia y a ser millones que nos movilicemos en repudio de estos horrores, como los que mencionás.
En ese sentido, sé que tu enorme corazón es una antorcha encendida que nos puede guiar, no te quepan dudas. Creo que sigues siendo, ante todo, una bandera victoriosa, de esas guerras que se hacen con ímpetu y fuerza de voluntad, pero con amor en el corazón, y que lejos de matar, dan vida y despiertan almas con su ejemplo ¡Te quiero, amiga!

¡Feliz 2009, para tí y todos los que te rodean de cariño!

Goliardo dijo...

Celia querida, ante todo, es un enorme gusto recibirte nuevamente en este espacio, y sumarte como seguidora. Me resulta sumemente interesante lo que dices, y quizás merezca una rectificación: lo que decía al final es que, a veces, es más complicado visualizar lo que deseamos y resulta más simple lo que no, como en este caso, quizás sea más complicado determinar qué es lo que queremos como felicidad, que a la vez es algo frívolo o egoísta en el contexto del tema del post. En ese caso, sabemos que no deseamos la guerra, sabemos que no deseamos el hambre, sabemos que no deseamos la violencia, sabemos que no deseamos la muerte. Pero tienes razón, cada una de esas cosas pueden enunciarse en forma positiva.
Con respecto a publicar mi texto, desde ya sería un completo honor, y te pido disculpas por no haberte dado una respuesta antes, es sólo el 31 de diciembre que no me dio respiro (el año quiere dejar algunas cosas en orden antes de despedirse, y me tiene de aquí para allá). Cuenta con ello seguro, y será un buen motivo para hacerte una visita en las primeras horas del año que viene.
En cuanto al link que me envías, lo hago extensivo para todos los lectores, pues plantea un enfoque más que apropiado de la cuestión, vista desde España, y comprometida con el repudio a organizaciones como ETA. Al respecto, tomo una cita:

"España también sufre el zarpazo terrorista desde hace decenios y nunca se nos pasaría por la cabeza bombardear las herriko tabernas, las sedes batasunas o los pisos francos de ETA."

Muy claro. A veces, también, podemos ayudar no comprando bajo ningún concepto, argumentos que justifican el crimen como una causa noble y justa, según desde donde se la mire y quien sea el asesino.
A pesar de todo, te mando un deseo de que tengas un buen año 2009, acompañado de un mundo un poco mejor para todos, en especial, para los más débiles.

Goliardo dijo...

Queridísima Bel, amiga, maestra y guía, no exagero, me has hecho hecho conocer varias cosas en este año, me has guiado por interesantes caminos, y me has hecho descubrir a un ser extraordinario desde tu mundo de amapolas. Tu sentimiento es recíproco, y el saber que seguiré compartiendo contigo este camino en el 2009 me llena de alegría.
Con respecto a lo que dices sobre mi experiencia "in situ" en Israel, las mías no dejan de ser observaciones de un turista, quizás, algo aventurero, pero las noticias de esa parte del mundo me duelen particularmente por ese conocimiento cercano. De todo corazón, esperemos que termine la masacre en ese y en cualquier otro rincón del mundo. Al menos, nos queda esa utopía para desearle a este 2009 que aún no comienza.
En cuanto a tí, te deseo lo mejor de lo mejor, y que este año puedas hacer todo lo que te propongas, sin tener que dejarnos huérfanos de tu maravilloso mundo que tan generosamente nos regalas.

¡FELIZ AÑO 2009, PARA TÍ Y TODOS LOS QUE TE RODEAN!

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Gracias Goliardo por tu autorización, ya lo he colocado en mi página

Feliz año para tí y los tuyo, mentalizando paz y amor en las zonas de desorden
Celia

April dijo...

Ciertamente no me puedo aburrir leyendo este blog y uno siempre se anda enterando de cosas. Es bueno que me haya mostrado esta parte del comienzo de este año porque no soy de prestar mucha atencion a todo el caos que nos trae este bendito planeta. Me parece horrible e innecesario, como casi todas las situaciones de la actualidad. Leyendo el primer parrafo lo primero que pense fue: "Se vino muy utopico el profe" y quizas lo peor de todo es que, aunque sea algo utopico, no es para nada ilogico lo que esta pidiendo. Pero, aparentemente, el cosmos le gusta funcionar para un lado solamente. Lo verdaderamente frustrante de todo el contexto es sentirse tan impotente y egoista, es tipicamente el "pobree, pero YO que puedo hacer? nada :(, bueno, a otra cosa mariposa", porque quizas uno no puede hacer nada pero tampoco parecieera que quiere hacer algo. No se si me explique, puede que no...
En fin... con respecto a la debida igualdad que nos merecemos todos, probablemente no hy nada mas equivocado que comenzar utilizando terminos de nacionalizacion o religion, yo trato de no decir, por ejemplo, "los judios", es la costumbre de asociacion impuesta por años de oir habladurias, sin embargo ene l fondo me resulta muy irracional.
Bueno, bueno, aunque me apasiona exponer mi opinion sobre la igualdad (quizas con la espernza que de tanto hablar le llegue a alguien lo que digo...) me permito, aunqe con algo de su permiso, a cambiarle el tema para comentarle sobre dos asuntos más personales que socio-politicos.
Primero, por curiosidad, le llego un mail que le mande hace ya bastante sobre unos temas que proponia para desarrollar? (cosas de clases en realidad, la monografia y esas cosas).
Segundo, creo que ya puedo decirlo mas tranquila, empezando el año con una buena noticia, y espero que comparta un poco de alegria conmigo cuando le diga que el 12 de marzo deberia salir publicado un libro de la biblioteca de Pilar con unos cuentos mios incluidos. El lio principalmente surgio porque habia que registrar derechos de autor, un asunto complicado pero casi resulto.
Gracias por su tiempo, sus siempre controversiales post, y sus tan maravillosas posteriores respuestas hacia mis opiniones y noticias.
Que comience MUY bien el año, felicidades!

Anónimo dijo...

Aunque el que lea este comentario pueda llegar a odiarme tengo que decir lo que pienso y siempre pense. Tan simple como que el hombre es hombre y en el radican cosas feas y sentimientos que asustan...decir que naturalmente es violento tiene una fundamentacion de por si, quizas algo enclenque y floja, decir que socialmente, bajo ciertas presiones y determinaciones puede actuar de manera distinta a lo correcto tambien es valido, creo, en realidad desconozco mucho, casi todo, pero siempre pienso en esa posibilidad de que la maldad, la violencia, el egoismo y demas sean inherentes a la especie.
Por otro lado lo que digo no tiene mucho que ver con lo que se expone en el texto, a mi tambien me gustaria la paz mudial y la felicidad total de los hombres.
Se tambien que el poder manda todo y a todos sin discriminar entre belicos o pacifistas,veo al estado como el cancer de la humanidad que corrompe todo el tiempo, pero se ve tan necesario que es triste pensarlo.
Sera que este nuevo año me pego pesimista y veo el vaso medio vacio, sera que me tome mas de la mitad del vaso, que se yo...solo se que no se nadar (Alfonsina)

pd: Feliz año para usted don goliardo y su familia...y muchas gracias por todo el afecto de este 2008, por el trato, la amabilidad y dejarme entrar a su casa y su familia con la naturalidad de un buen tipo. Gracias tambien por el presente de ayer, sera de gran utilidad y provecho.


Marcucho

Goliardo dijo...

Querida April, como siempre tus comentarios osn profundos, y es por eso que mis respuestas están "obligadas" a estar a la altura. Comienzo por aclarar algo referido a lo que decís respecto a los rótulos religiosos o de cualquier tipo. Desde ya concuerdo con la inconveniencia de asociar "judío" con ciertos prejuicios, lo que ocurre es que en el complejo caso del estado de Israel, todos son nacidos en Israel (la inmensa mayoría), pero ellos mismos hacen esa distinción, que es más socio-cultural que religiosa(los palestinos son musulmanes, pero también hay muchos cristianos). Con respecto a lo limitado del compromiso individual, estoy convencido de una utopía: ni siquiera las tiranías se pueden sostener en contra de la voluntad de los pueblos, o sin su apoyo. Creo que a la larga, si todos los pueblos, es decir, los ciudadanos del mundo, presionamos para que estos hechos, al menos, duren lo menos posible, y no es poco, cada día menos de guerra, es más gente que sobrevive. En este preciso momento en que te estoy escribiendo, se confirma lo que será la primera masacre de este año: Israel invade por tierra la franja de Gaza, va a haber más muertos, va a haber más odio. Estamos lejos, pero quizás simplemente enterándonos estemos dando el primer paso hacia un organización mundial de ciudadanos despiertos que algún día reaccionen con fuerza contra esto, tratando de ejercer esa presión que a la larga o a la corta pesa.
Lo otro que me comentás, lo del libro, lo tomo como la primera alegría (y orgullo) de este 2009. Ahora habrá que conseguir el mencionado volumen para que la autora (buen, una de ellas pero la que más orgullo me da)lo autografíe ¡Qué bueno Sole! Es muy lindo que podamos empezar éste, nuestro año final en el colegio, con un comienzo tan significativo para tu trayectoria personal. Me alegro de verdad.
Confieso que leí y me llegó tu mail, y hasta tuve la sensación de haberlo contestado (por lo visto jamás lo hice), pero pasó hace tanto (hoy, por suerte, el período de clases me parece que hubiera sido hace unos treinta años) y en medio de algún caos, que no recuerdo en detalle lo que me planteabas. Creo que me proponía tres temas para la monografía, y que el problema para mí era que los tres eran realmente interesantes. Ahora estoy en blanco, dame tiempo de reconexión y te comento, lo prometo.
Un fuerte abrazo, April-Sole (¿la combinación no resulta algo así como Sol de abril?), y me sigue encantando estas comunicaciones de vacaciones, blogs mediante. Gracias por seguir con tus comentarios ricos y tan inteligentes. Ojalá que el año que nos queda por compartir sea muy bueno.

Goliardo dijo...

Marcucho querido: ante todo, concuerdo con vos, la maldad es inherente al ser humano, y agrego que quizás, a la solidaridad haya que enseñarla (tengo esperanza en esto porque soy docente). Pero el hombre termina, a la larga, entendiendo que la organización hace a la fuerza, y que si reaccionamos ante estas cosas, el día de mañana otros reaccionarán a favor nuestro. Digamos, algo así como cuando los alumnos no delatan al que hizo algo malo: la unión hace la fuerza. Alguna vez, los ciudadanos deberíamos aprender algo de eso. Y al respecto, creo que no está de más informarse, es el primer paso.
También es cierto que quizás hoy por hoy el estado sea un mal necesario, pero cuanto más límites le pongamos, menos abusará de nosotros.
En cuanto a tu agradecimiento personal, simplemente me emociona y le agradezco a la vida esta posibilidad. Me jacto de conocerte desde unos años antes que tu propia novia, y sabés que tengo un gran recuerdo de vos y de tu grupo. Realmente me puso muy contento que la vida te haya cruzado con mi hija, y si te abrí las puertas de mi familia, es porque sabía que vos lo apreciarías, porque también sos un buen tipo (me aguantaste tres años de alumno sin chistar), y será que la gente de la misma clase se reconoce y se entiende sin problemas. Lo único que me resta es desear que esta relación dure mucho, y que sean muy felices porque me alegra la vida que seas en este momento parte de la familia, es un placer recibirte en casa. En cuanto al regalo, sé que le sacarás provecho, un buen libro siempre incentiva la imaginación. Un gran abrazo, como verás, cumplí con lo te dije anoche. Nos vemos, yerno y amigo querido.

Alf dijo...

Excelente articulo. bastante ilustrativo y comparto tus opiniones. Tal vez deberiamos cantar la canción de jorge drexler "El moro judio".
Rolando

Goliardo dijo...

Alf-Rolando, ante todo bievenido a Goliardos en la ruta, es una verdadera alegría recibirte y compartir el punto de vista, ahora habrá que ver cómo hacer para contagiarlo. Sigamos tratando, esto es simplemente un intento. Gracias por sumarte. Un abrazo.

©Claudia Isabel dijo...

Querido goliardo, toda publicación al respecto siempre es positiva y suma! como un grano de arena que parece nada, pero no olvidemos que el desierto esta formado por granos de arena, y es imponente, inmenso...
No puedo borrar de mi cabeza la imagen de un padre recogiendo los pedazos de lo que fue su hijo...es imposible no sentir, no desgarrarse...sin posturas, solo pensando en la paz
Excelente y sentido texto.
Un abrazo

media luna dijo...

Querido Alejandro: Estoy aquí, viendo nevar por la ventana copo a copo, una imagen bucólica, y sin embargo no hay lugar en mi corazón para la paz. No hay nieve que borre las huellas del horror. Las palabras se me atragantan, la política me revuelve el estómago. Siento como si mi dinero contribuyera a todas esas guerras. El dinero que cobran los políticos que más parecen que sembraran la discordia en lugar de resolverla. Incluso pienso que son ellos mismos los que crean los conflictos, como si así se aseguraran su puesto. Tu crónica no puede dejar indiferente a nadie, ni la poesía de Marisa, ni la voz de tantos otros, y sin embargo no parecen suficientes para parar la barbarie. Aún así, uno mi voz a la vuestras, mi repudia y mi respeto a todos esos Daniel Barenboim, que aunque desconocidos tienen un corazón sin fronteras.
Una vez, tuve la ilusión de que nuestras voces se oírian, pero debe ser que Las Azores está muy lejos del mundo. Después una desilusión enorme me embargó por completo. Lo sentí como una derrota personal, pero sé que no podemos darnos por vencidos. Esos niños, esos padres, esas madres, esos desterrados merecen al menos nuestra esperanza.
Un abrazo desde este rincón del mundo aparentemente a salvo.
P.D. Por cierto que este tercer movimiento del claro de luna me conmueve. Mi hijo no ha llegado hasta ahí todavía, pero cada vez que le escucho tocar esta pieza al piano...creo que un mundo mejor no sólo es urgentemente necesario sino posible.
Un abrazo.

lully desnuda dijo...

Goliardo, querido, la música me ha acariciado el alma, fue como un oasis al post tan sentido que has hecho y que por andar de vacaciones no había leído. La imagen es fuerte y cruda, como bien lo es ese holocaustro que se vive con esa terrible situación. Dios ilumine a los "líderes" de las naciones por un mundo en armonía.