viernes, 2 de enero de 2009

Colonia del Sacramento



Fui exiliado de año nuevo,
desde la otra orilla,
bajo el mismo cielo,
frente a los fuegos
distantes del festejo.


Refugiado por un rato en tus arenas
ví al sol durmiéndose en mi aldea,
ví a la noche nacer con aplausos de alegría,
ciudad que mira al río nunca llora las partidas.



Los siglos duermen la siesta
en tus enredaderas,
la luz se derrama en tus rejas;
la Plaza de toros desierta,
los muros, el faro y las puertas
custodian la ausencia
que dejan las huellas,
de esclavos, piratas y reinas,
y en tus calles de piedra,
los suspiros antiguos
esconden sus pellejos
a las nuevas miradas ajenas.
A.L. II-I-MMIX
Pilar, 13.20 hs
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.

43 comentarios:

El mar de Lore dijo...

Para entender tus palabras tuve que buscar en Google "Colonia del Sacramento + Argentina"... y me di cuenta que no era en Argentina :) Qué ignorancia la mía, por Dios!! :)

Me encontré con un pueblecito lindo y nostálgico. Apreté los párpados como quien quiere ver algo bien lejos y me pareció ver en las fotos (en las que estaban más nítidas) millones de recuerdos bonitos, sueños de colores, sinceros "te quieros" y promesas de amor flotando como besos al aire en las empedradas callecitas. Qué lugar más bonito!!

Lore.

Goliardo dijo...

¿Estás segura de que no conoces Colonia (así a secas la llamamos en Uruguay y en Argentina)? Has descripto lo que se respira en sus calles con precisión. Es para mí un lugar soñado en el que pasamos un año nuevo muy particular, entre amigos y familia, hace once años, para el '98. Y en estas evocaciones de viejas fiestas, me vino el recuerdo de aquel viaje. Tiene la ventaja de estar muy cerca de Buenos Aires, cruzando el Río de la Plata (que es, según dicen, el más ancho del mundo, al menos en su desembocadura), pero últimamemente se ha hecho complicado (resumamos en razones políticas entre estados) y costoso "cruzar el charco". Aquella vez contemplamos el lejano resplandor de los fuegos artificiales de toda la costa argentina del Río de la Plata, como si fuésemos exiliados, y apenas habíamos partido desde Buenos Aires esa misma mañana. Es una pena que estés a más de 3500 kms, pero me alegro haberte acercado un poco de ese rincón mágico de esta parte del planeta.
Querida amiga, en lo que a Goliardos en la ruta respecta, !eres la primera visita de este 2009! [efecto especial de fuegos artificiales] ¡Bienvenida a tu casa y gracias por compartir este paseo por Colonia! Un primer gran abrazo y espero que sigas disfrutando este comienzo de año.

marisa dijo...

Qué bella recreación, Alejandro. Paisaje y sentimiento. El paisaje del alma. "Ciudad que mira al río nunca llora las partidas"¡precioso!
Me gusta venir a tus orillas y encontrar tus palabras. Un abrazo

Troba dijo...

fina estampa rural...
tu blog es un refugio para las letras.
saludos!

Bel dijo...

Pues había venido ya varias veces y me había ido con la convicción de que en esta entrada no estaban abiertos los comentarios. Suerte que esta vez se me ha ocurrido mirar mejor. Lección: siempre hay que mirar mejor.
Y más en este caso, en que el nombre me traía reminiscencias casi oníricas y, efectivamente, leído tu hermoso poema, todo se conjugaba como un lugar casi soñado, mágico... y no podía decírtelo.
Gracias, Goliardo, por esta puerta abierta a la magia en este inicio de año. Y un gran abrazo.

Goliardo dijo...

Gracias Marisa, te doy la bienvenida a este 2009 que nos encuentra uniendo orillas tan distantes. El verso que recoges es para mí significativo, ya que suelo reprocharle a Buenos Aires que le haya dado la espalda al río: no hay playas en Buenos Aires, el río está contaminado, no hay espacio donde podamos disfrutar de sus aguas, sólo se hace visible el río en espacios exclusivos e hiperurbanizados. En cambio en Colonia, la orilla uruguaya, las aguas son puras y hay hermosas casas, parques y paseos que miran hacia las playas de ese río marrón y plateado, ancho como un mar. Es cierto que Colonia es un pueblo pequeño comparado con la gigantesca Buenos Aires, pero parece que eso es lo que le da ese encanto, que veo que has podido captar con tus certeros ojos de poeta. Gracias por sumarte a compartir este paseo por esta hermosa orilla. Un gran abrazo y que siga bien tu año.

Goliardo dijo...

¡Bienvenido, Troba! Me alegra que te acerques a disfrutar de estos paisajes de Colonia. Al atardecer, los jóvenes llevan sus equipos de mate y sus guitarras a la costanera y ven el atardecer en el río cantando. Súmate que está por atardecer. Un gran abrazo y gracias por pasar.

Goliardo dijo...

Bel, querida, no es que tú te hayas fijado mal, es que el torpe soy yo que no sé qué cambié en mi configuración, y ahora los post nuevos salen sin la opción de comentario, y ya es la segunda vez que no me doy cuenta. Subsanado de momento ese inconveniente, te cuento que Colonia es una hermosa y pequeña ciudad que conserva mucho de su arquitectura original de fines del siglo XVIII y comienzos del XIX. Una rara avis para el Río de la Plata, un lugar, como lo defines tú, casi onírico que me evocó este año nuevo, por otro que pasé allí, y fue mágico. Como siempre, gracias por compartir esta ensoñación y por comenzar acompañándome este nuevo año que me alegra que transitemos juntos. Un gran abrazo, ya he visitado tu casa, pero me tardo con el comentario porque me siento involucrado en este post, así que te lo estoy debiendo. Quedo comprometido, entonces. Nos vemos.

Bel dijo...

Se me había olvidado decir cuánto me gusta esta música, Goliardo, este Brindis por Pierrot, mezcla entre tradición argentina -deduzco-jazz e improvisación y también toda la que aquí nos traes. Un ingrediente más al sueño.
Espero tu visita, pero no te sientas obligado.
Un enorme abrazo.

Goliardo dijo...

Querida Bel, me alegro que te guste esta música. En realidad pasaste cerca en tu deducción: el tema musical original, Brindis por Pierrot, es de uno de los músicos populares uruguayos más representativos, el gran Jaime Ross. No conozco a los intérpretes, Antonio Serrano e Ismael Reinoso, pero esta versión estilo jazz es formidable. Me gustaría hacerte escuchar la versión original, que tiene una letra muy interesante, con mucha nostalgia de los carnavales pasados, y de quienes se fueron por diferentes razones (políticas, económicas, etc.). El carnaval y el candombe son tradiciones características de Uruguay, particularmente de Montevideo.
De todos modos, los argentinos, en especial los porteños, hacemos propia esta tradición calificándola de "rioplatense", mientras compartimos y otro poco nos peleamos (como buenos hermanos de verdad que somos) por el tango (también por otras cosas, como el mate), que en realidad es tan argentino como uruguayo, pero en el mundo lo identifican más con nosotros.
La música de esta parte del mundo es rica, y he descubierto en Amapolas tu gusto por la música de Brasil, que es de mis favoritas: desde la vieja Bossa Nova, Tom Jobim, Vinicius, etc., hasta Caetano, pasando por el rock de Legiao Urbana, que, por ejemplo, tiene versiones de viejas cantigas gallegas hechas en versión rock. Como verás, a veces me cuesta "respetar" las fronteras, así que tu confusión me alegra, porque la cultura suele pasarlas por alto. Por ejemplo, en el texto de este post hay una referencia a las orillas que tiene que ver con eso, Colonia, ciudad uruguaya, mira a nuestra Buenos Aires y nosotros mirábamos al otro lado del río como si fuésemos nostálgicos exiliados, y en realidad estábamos en el otra orilla del mismo río, aunque en otro país, donde todo se nos parece, a veces, tanto.
Es un placer poder comentarte estas cosas que sé que te resultarán interesantes. Vaya como retribución por las muchas que en este tiempo he aprendido contigo. Muchas gracias Bel, sigo disfrutando, mientras tanto, de la lectura de La hora de la estrella, pero eso me lo guardo para el comentario en tu blog. Te mando un gran abrazo rioplatense.

April dijo...

Creo que esta vez no entendí mucho (Tambien debe ser porque las dos veces que lo vi e intente comentarlo estuve/estoy con una capacidad nula de pensamiento)pero creo que pasare está vez.
Digamos, el poema me gustó bastante por el uso de las metáforas ya la apropiación de la realidad con ellas, típico de la poesía, no? Hasta ahí nada raro y que nadie desconozca, supongo que lo desacertado en mi sistema se cuela cuando nos referimos al sitio...

En fin, refiriendonos aun a literatura (o lo que queda de ella en la actualidad) primero me sentí terriblemente acosada por 'Cumbio'y ahora nada se compara con 'Crepusculo'y su abundante mercadería, realmente debe ser todo tan extremadamente hastiante? o solo soy yo con la actitud de una vieja chusma de barrio con tendencias quejumbrosas? (siendo una persona normal con sentido comun optaria por la segunda),no lo sé, pero son estos momentos en los que detesto todos y cada uno de los medios de difusion que hablan de una sola cosa...
bueno bueno, cerrando este nuevo ciclo de quejas vamos a un agradecimiento por su respuesta al comentario anterior. Exagerado, pero agradecido.
Con respecto a la monografía, no hay problema, me interesaba saber si le había llegado, para respuestas tenemos un par de meses quiero suponer. Me alegra saber que le han interesado mis propuestas, es alentador para seguir pensando.
En fin, es tarde ya *para mi*.
Mucha suerte, besos y abrazos de verano (esos son mas a la distancia, para que no nos peguemos con el calor y el sudor y esas cosas que nos trae el verano...).

Roberto Esmoris Lara dijo...

Bellísima letra, Alejandro, acuarela.
Abrazo bien fuerte, Goliardo, poeta.

Y besos
tiovivo/REL

charlotte dijo...

"ciudad que mira al río nunca llora las partidas".

Pero se enreda a tu bella poesía, para seguir respirando...

Hermoso Goliardo...

Goliardo dijo...

April, tomate vacaciones, olvidate te Crepúsculo y de Cumbio (por supuesto, una aberración) y refugiate en las buenas letras, al menos es lo que trato de hacer, entre blogs amigos y libros amontonados en mi mesa de luz.
En cuanto al poema, hay cosas que fui explicando, repartidas en otros comentarios: el año nuevo del '98 lo pasamos en Colonia, ROU, entre amigos, viendo el resplandor de los fuegos de Buenos Aires desde el otro lado del Río de la Plata. Para mí Colonia es una ciudad mágica, detenida en el tiempo, que mira al río, al contrario que Buenos Aires. En el atardecer la gente se pone a contemplar la caída del sol en el río, y aplauden cuando esto termina. La referencia quizás más críptica puede ser la del final del poema: hay una calle, la de la foto, que se llama "de los suspiros". Es una pícara referencia a lo que había allí en otros tiempos: casas de citas o prostíbulos, recorrer esa calle, dicen, eran escuchar esos suspiros non sanctos. El lugar es ahora uno de los puntos más turísticos, por eso lo de los pellejos que se ocultan de las miradas nuevas.
Te recomiendo, (quizás las vacaciones sean un buen momento), hacerte un paseo cuando puedas, a Colonia, es cerca (algo caro ir), y se puede recorrer en un día y volver. Mejor si vas al camping, cercano a la plaza de toros abandonada que menciono en el texto. Es muy amplio y agradable, y está frente a las playas limpias y tranquilas que miran hacia Buenos Aires. Mientras tanto, date otra vuelta por el poema, buscá fotos acá en la red, y viajá otra vez conmigo a uno de mis paraísos perdidos, quizás el más cercano en distancia.
Te mando un gran abrazo, y sigo esperando tus visitas de verano con mucho gusto.

Daphne dijo...

Lindo!
Feliz año!

Goliardo dijo...

Gracias, genial e ingotable tiovivo. Me alegro que te haya gustado, sabiendo que vos también amás tanto a esa otra orilla. Sé que desde tu mar te soplan los vientos, aunque sea de vez en cuando, de esos lados. Abrazo inmenso como el río, ruidoso como el mar.

Goliardo dijo...

Gracias Charlotte, poeta de esta orilla, de estas aguas, todavía nado en las burbujas del Salón Abismo, bajo los fuegos de año nuevo, que se me confunden con aquellos de Colonia ¡Salgamos de gira a recorrer orillas, a remontar ríos! ¡Que siga el festejo! ¡Felicidades!

Goliardo dijo...

Gracias, Daphne, que tengas un 2009 en el que nos sigas regalando tu elegancia y frescura ¡Felicidades!

Ana Gabriela dijo...

Bueno... ya esta todo listo , me voy ...
Aunque ya pase por ahi con tus palabras .
Un abrazo

Cable Hogue dijo...

Hola Alejandro, muchas gracias por tu visita. Espero poder unirme en 2009 a los goliardos en ruta que, por lo que veo llevan andado un buen y largo camino.

ceci dijo...

¡Muy feliz año nuevo! Me encantó la parte de "ciudad que mira al río nunca llora las partidas"...deja que pensar muchas cosas. Verdaderamente una hermosa manera de comenzar el año.
saludos
ceci

media luna dijo...

Felicidades Alejandro por esta apertura de tu blog en el 2009. Con tu preciosa palabra me has transportado a un siglo pasado en el que siempre me siento viva. Hubiera deseado brindar por el nuevo año en un lugar así, ajeno a las nuevas miradas, lleno de piedras y suspiros que todavía se pueden oír en el silencio de sus calles. A un lugar donde el tiempo parece detenerse...y contemplar el mundo distante del festejo, envuelta en ese sol dormido, en esas enredaderas.
Un placer descubrir aunque sea desde la otra orilla, la Colonia de Sacramento.
Un abrazo.

radioblogueros dijo...

¡¡Hola!! Desde “La Radio de los Blogueros” nos encantará contar contigo. Te cuento: cada viernes de 19:05 a 20:00 (hora española), en Punto Radio Sevilla, emitimos un programa pionero en la radio difusión y dedicado, exclusivamente, al mundo del blog: tertulias blogueras, entrevistas, trucos para aplicar en nuestro blogs y, lo que más nos gusta, la lectura en directo de todos los comentarios que nos van llegando desde cualquier rincón del mundo.
¿Cómo escucharnos? Pinchando el logotipo de Punto de Radio en la página http://laradiodelosblogueros.blogspot.com. Escúchanos, escríbenos. Somos muchos y queremos ser muchos más.
Un saludo. Te damos la bienvenida y, sobre todo, no olvides decirnos desde qué lugar nos escribes.

Alicia M dijo...

Querido Goliardo...nunca podré olvidar dos lugares en "mi" mundo. Colonia y Punta Ballenas. Son de nuestra vecina orilla, perfectas y más cercanas de lo que parecen al bolsillo. Esos días que describís son un recuerdo permanente. Hermosas palabras para un bello recuerdo. Te quiero...sabes?

©Claudia Isabel dijo...

Goliardo, que hermosa y poética mirada hacia ese lugar increible del otro lado del charco...de tu pluma más bella aún!
Un abrazo inmenso

abbas cucaniensis dijo...

Goliardo, tranquilo: yo entendí todo. Ahora bien, la historia (que es maestra de la vida etc. etc. y émula del porvenir) registra otros aspectos sobre los que su pudor de pueta echa un manto de piadoso silencio. Caso: lo que llovió esa noche; lo que ocurrió a consecuencia en el camping de marras; las culebras; la cancioncilla que se les había pegado a Ricardito Spataro y hermana, con la que insistieron en alegrar nuestra breve estancia; y cómo hacíamos para caber todos en las módicas dimensiones internas del bólido del Míguel.
(Ya están intentando cooptarlo desde playas andaluzas "de arenas nobles, si bien que no doradas"?)

Y ya para terminar:
vino, alegría y amor.
Les deseo lo mejor
a toditos los leyentes.
Se despide atentamente
Leandro Reyno, servidor.

elgritoahogado dijo...

Hola ! Bueno y un día, vine a saludar y aunque ya estamos más cerca de pascuas, ja...no quiero dejar de decirte Feliz año 2009 !
Es muy bello tu poema... esos detalles mínimos de ese impresionante lugar que impactan visual y espiritualmente en quien haya podido alguna vez visitar Colonia...Sabes? ando con una ganas locas de darme una vueltita por sus calles empedradas y vos con tu cruce mágico del charco, me acercaste un poquito más.

Te dejo un abrazo!

Has someone taken your faith? dijo...

Yo conozco Colonia pero habré ido cuando tenía unos 5 o 6 años y mucho no recuerdo.
Lo poco que tengo en la cabeza eran las callecitas angostas de empedrado y las típicas casitas coloniales con esos faroles propios del 1810(o eso me imagino).
Ahora, si volvería a ir de visita por esos pagos, agarraría mi cámara y le sacaría a TODO lo que tuviera a mi alcance(si, suelo tener esos rayes jaja)

En fin, espero que hayas empezado bien el año y ande todo bien por ahí :)
Un abrazo!

Anónimo dijo...

Yo vivia en el bosque muy contento...


Que sapa frank que no se sube nada al blog ?? No, si ya se que esta entretenido, que sale una novela mas que un post...bueno solo pasaba a saludar.
marcuchopost-m.blogspot
Esta en construccion eso...esta triste por ahora.


Marcucho

Goliardo dijo...

Gracias Ana Gabriela, a falta de tiempo y medios para ir a Colonia, es bueno visitarla con palabras. Me alegroi que hayas podido compartir este viaje. Otro gran abrazo.

Goliardo dijo...

Bienvenido, Cable Hogue a Goliardos en la ruta, es un honor recibirte en este espacio y que te sumes a nuestra marcha, que sin dudas nos encontrará juntos desde este 2009, Un gran abrazo.

Goliardo dijo...

Ceci, fiel seguidora, te doy la bienvenida a este Goliardos'09, que espero nos siga reuniendo más allá de tus visitas a nuestro viejo y querido instituto modelo, que tan lindos recuerdos nos dejó. Te mando un beso grande y muchas felicidades.

Goliardo dijo...

Querida Carmen, siempre es una inmensa alegría para mí encontrar tu huella. Por lo que me describes de Colonia, pareciera que la conoces, y me resulta hermoso poder compartir contigo este viaje poético. Te mando un gran abrazo, ya me pondré al día con ese placer especial que me causa leer tus textos, a los que echo de menos ¡Gracias, nos vemos!

Goliardo dijo...

Gracias, radioblogueros, ya agendo el próximo encuentro. Un abrazo.

Goliardo dijo...

Querida madre querida, entre otras cuestiones genéticas, sé que compartimos, también en el corazón, ese amor por Colonia. Aquél año nuevo lo estrenamos en Colonia y la seguimos en Punta Ballenas con vos y el maestro, ¿cómo olvidarlo? Nuestro recuerdo siempre vuela a esas playas. Te mando un abrazo gigantesco, que de tan grande y pesado, siempre llega después que yo.

Goliardo dijo...

Querido Abbas, Ud sabe muy bien que está incluido en este poemita, ¿se vio? Es cierto todo lo que Ud agrega: se nos inundó la carpa y dormimos en una cabañita que no nos quisieron cobrar, y la lluvia y las goteras en el restaurante, al lado de nuestra mesa, y el 147 con todos a bordo, y atrévete a mirarme de frente y negarme tu cariño, y ¡A correr en p...... por el río! Pero deje que el recuerdo todo lo poetice, ¿no le parece? Abrazos.

Goliardo dijo...

¡Maraia!¡Cuánto me alegra tu visita! Ahora soy yo el que anda un poco alejado, pero por suerte, por buenos motivos, que ya comentaré si puedo. Espero que este 2009 sea hermoso, y me encantó transportarte a ese lugar encantado del recuerdo, que siempre es Colonia. Te mando un abrazo enorme, como la alegría que me produce tu visita.

Goliardo dijo...

Gracias, Flor por la visita y por esa postal de infancia que nos dejás, y que por lo visto supo captar la escencia de Colonia. Yo hoy haría lo mismo que vos, la foto digital tiene la ventaja de dejarnos disparar imágenes instantáneas por todos lados ¡Uy, eso quiere decir que la última vez que fui fue antes de la foto digital ¡Me parece que voy a tener que volver a Colonia lo antes posible, ¿Vamos? Te mando un beso grande, y feliz 2009.

Goliardo dijo...

Marcucho, yerno y amigo querido, sé que Ud ha seguido de cerca las alternativas de la novela que estoy viviendo, y sabe que es un día a día en el que el corazón pega saltos. La verdad que me encanta compartirlo. Ya mismo voy a visitar la nueva casa de Marcucho, que seguramente me hará reir un buen rato. Gracias por seguir teniendo ganas de pasar por acá, además de aguantarme en mi propia casa. Un gran abrazo.

Goliardo dijo...

¡Claudia querida! Que tu pluma elogie a mi pluma es un honor que le pone soles a este 2009. Gracias por compartir este bello paseo, que en tu compañía es aún mejor. Besos y abrazos.

lully desnuda dijo...

Hola Goliardo!!

Inmersa en tus letras, encuentro como un todo ese lugar donde te recreaste de manera sublime con aromas y colores multicolores.

Da gusto leerte.

¡Un abrazo renovador de energías cósmicas y mis mejores deseos para ti, en este 2009!

Alicia M dijo...

Ale, tengo dificultades para abrir mi hot mail. Por lo tanto no pude visitar tu nuevo lugar...espero que no sea por mucho tiempo. Besos para cuando vuelvas.

Daphne dijo...

regreso y regreso esperando por más!
lo volvi a chequear y me volvió a gustar!