lunes, 8 de septiembre de 2008

Inventario anti-tao



La huella que deja tu bota en la lluvia,
tu boca diciendo “ahora”.
Pensar el invierno, cuando es verano,
soñar la primavera
una mañana húmeda de otoño.
El viento despeinando la melena suave
de una enamorada.
Los ojos de una gaviota,
ser otro de vez en cuando.
Escapar por calles sinuosas
a plena luz del día,
injusto ladrón inocente
de nada.
Decir gracias,
la risa hasta las lágrimas,
el vértigo de la alegría.
Tener veinte años,
y no saber cómo gastarlos.
El calor de tu mano en la oscuridad,
tu mirada al despertar.
Ver un diamante en el cielo
y detenerse.
Las manos de una abuela
amasando pan,
las mejillas encendidas
de un niño asombrado.



Y también tu huella
aplastando a ese insecto,
tu huella huyendo en la lluvia.
(te veo irte sin verte).
Tu mano helada y distante,
despertarse ciego,
y los niños muertos.
Detestar al invierno en el invierno
y al verano en primavera,
y al otoño que no llega.
La enamorada con su melena sucia,
la gaviota ciega,
tener que ser el mismo,
tener que seguir actuando,
y de vez en cuando me atrapan.
El grito desgarrador,
decir muerte, y que se haga.
El vértigo de la tragedia,
ver el tesoro y despreciarlo.
Tener noventa años
y más de cien rencores.
Y las manos de un chico
que estrangulan a otro chico.
Y tu boca gritando “nunca”,
y el mundo sigue vomitando.





A.L. Pilar, 08/09/08 21.50 hs.



12 comentarios:

©Claudia Isabel dijo...

Alejandro la maravillosa poesía que nos acerca!
Tenés el don! tenés esa capacidad de conmover con las palabras. No hace falta ser un letrado, he leído muchos poemas bien construidos pero sin alma...poner el alma es otra cosa; es como quedar en carne viva, totalmente despellejado, desgarrado, abriendo heridas con cada poema...
Me gusta la simpleza sensible que se respira en tu blog...
Un gusto enorme...
REL es tu tío? que hombre maravilloso!!! es un ser especial y lo quiero mucho.
Gianni era tu padre? no vas a creer si te digo que está entre mis actores favoritos desde siempre!
ahora entiendo de donde viene tanta sensibilidad!
Un abrazo

http://warattee.blogspot.com dijo...

"Detestar al invierno en el invierno", eso pasa todo el tiempo, pero tanto en verano como en invierno y así.
Me hice el blog como dijo, pero no publique nada importante, solamente una entrada para empezar, es falta de tiempo, pero ya vendrán los grandes textos intentando imitarlo pero jamás emulándolo.
Este... bueno, espero que siga escribiendo cosas tan inspiradoras como la de esta entrada, y Claudia tiene razón, hay cosas que pone en este blog que a uno l dejan a carne viva, despellejado, desgarrado etc, yo espero tener el mismo efecto.

Me voy a esperar que me llegue algo del Quijote?

Goliardo dijo...

Admirada Claudia:

Inmenso honor el mío, ser elogiado por una gran poeta, y además con poesía. Me alegra tu visita y tus generosas palabras. Concordamos en todo, especialmente en lo referido a mi tío y a mi papá. La asociación no es azarosa, ya que tío Roberto es el responsable, de algún modo, de que yo esté en este mundo, ya que fue amigo de papá en su adolescencia, en Ramos Mejía, y fue el que lo presentó con mamá (que también tiene su blog http://resultaqueahora.blogspot.com). La familia blogger se completa con mi hijo Lautaro (http://a-new-level.blogspot.com)músico y poeta, y del resto (hija, esposa, amigos) hay diversos post y fotos que se les dedican en Goliardos... Sobre papá y tío, te recomiendo ver el post "Gianni", y "La ventana mágica".
Te doy la bienvenida declarándote Goliarda honorífica e ilustre, y espero que se haga costumbre. Un abrazo.

Goliardo dijo...

Querida Sole:
Ya te dejé un comentario en tu flmante blog (¡fui el primero!), y he decidido nombrarme padrino del mismo (el profe está orgulloso y quiere ser parte del logro de la alumna). Desde ya, seré uno de sus lectores, ya lo estoy linkeando. Te mando un abrazo y el link del Quijote (vea el público en general lo que es una alumna responsable). Feliz feriado.

Alicia M dijo...

Querido Goliardo siempre me emocionas. Tu anti-tao es hermoso y real. Como decíamos, las cosas feas o malas existen para que resalten las lindas y buenas. Lo que debemos esperar es que sean más las positivas...que las otras. Que hermosa familia tengo!! Es un placer leerlos. El maestro y yo te mandamos toneladas de admiración y amor...

Goliardo dijo...

Gracias, como siempre, madre querida. Sin tu comentario de mamá orgullosa que mira a su niño con los ojos del amor, este blog es como un día sin sol, sin día, como un eclipse de 24 horas. ¡Salió el sol, ese que siempre te acompaña! Yo también estoy orgulloso de mi familia. Saludos al maestro.

©Claudia Isabel dijo...

mirá que pronto volví!
sin duda tu familia es maravillosa. Te cuento Alejandro que yo nací en Caseros y estudié en Ramos, en el colegio Ward...si habré andado por esas calles hermosas! no solo de día, también visitaba for export, Juan de los Palotes...y a full Cupido para jugar al pool!!!
Te agradezco las cálidas palabras sobre mis poemas, y por sumarme!!!
Un abrazo enorme.

El título de Goliarda honorífica e ilustre, me mató!!!

Enredada dijo...

Realmente genial.
y el mundo sigue vomitando!!!!!
siiiiiiiii!
mil besos

Goliardo dijo...

¡Qué bueno que hayas vuelto, y tan pronto, Claudia! Te cuento que yo no tengo recuerdos ligados a la linda zona de Caseros, pero sí mamá y tío Roberto. Grandes narradores como son ambos, me cautivaron con historias del Caseros de otros tiempos, con carretas, calles de tierra, y mi abuelo intentando una quinta en el fondo de la casa. Relatos con olor a uvas del parral. Cuando quieras, acepto una invitación, aunque sea poética y virtual a recorrer tus pagos con vos como guía. Es más, podemos organizar una excusión sentimental por tu Caseros, y por los de cada uno que quiera tomar la posta. Después de todo, los recuerdos son el alma de los lugares. ¡Salud, hermana goliarda!

Goliardo dijo...

¡Bienvenida, Enredada! Espero que pases seguido a tomarte unos mates imaginarios en este humilde espacio, que es un poco como el poema, yin y yang, un poco de vómitos del mundo, un poco de momentos felices, alegrías, y ese mundo alternativo que nos hacemos para zafar del otro. Tierra de goliardos, levantemos este jarro en honor de todos los dioses enredados, juramentemos por la vida, y devoremos este banquete, rito de iniciación en nuestra hermandad. Y otra vez, ¡Qué suerte que apareció Antígona!

flor dijo...

Goliardo...Dejaste un mensaje el otro dia en mi blog. Fiel a como soy, chusemo el tuyo sin ningún orden, y este poema...este poema me gustó muchísimo. Me hacé acordar un poco a Jacques Prevert...y a otros con ese alma. Porque definitivamente hay almas hermanas. Conocés la poesía de George Trakl? El tiene algo que te va a gustar, creo. Me encanta la franqueza de tu poema, es como ..generosidad infinita, para con la realidad humana. Es hemrosa si, y grotesca a veces, si, y caprichosa...y juguetona. En fin, voy a seguir disfrutando de tu blog de a poquito!

Flor

Goliardo dijo...

Flor, te acabo de dejar un mensaje en tu blog. Te agradezco cada una de tus palabras, y tu existencia misma. Por lo visto, siempre hay gente que vibra en la misma frecuencia. Un abrazo enorme.